Seguro Social: ¿Pueden los ciudadanos no estadounidenses recibir beneficios?

por | julio 16, 2022

La Administración del Seguro Social recuerda que al menos que la persona quiera trabajar en los EE. UU., probablemente la persona no necesita que se le asigne un número de Seguro Social (SSN, por sus siglas en inglés).

La dependencia señala que generalmente solo los inmigrantes que tienen un permiso de trabajo emitido por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) pueden solicitar un número de Seguro Social.

¿Para qué sirven los números de Seguro Social?

Se usan para informar los salarios de las personas al gobierno de los EE. UU. y para determinar su derecho a recibir los beneficios de Seguro Social.

Usted necesita un número de Seguro Social para trabajar, recibir beneficios de Seguro Social y participar en programas gubernamentales.

¿Cómo puede solicitarla en caso de no ser ciudadano?

Puede hacerlo si:

es residente legal permanente;

tiene visas que le permita trabajar en los Estados Unidos;

Fue permitido en el país bajo las disposiciones de Unidad Familiar o Pariente Inmediato de la ley de inmigración de los EE. UU.

Los inmigrantes indocumentados que se encuentran bajo el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), es decir, las personas que fueron traídas ilegalmente al país cuando eran menores de edad, pueden obtener números de Seguro Social, pero les quedan décadas antes de que cualquiera de ellos llegue a los años de jubilación.

¿Y los no ciudadanos que viven en el extranjero?

Pueden calificar para el Seguro Social si trabajaron en algún momento en los Estados Unidos y acumularon suficientes créditos de Seguro Social.

Un no ciudadano que se casó con un estadounidense que vive en el extranjero y que cumple con los criterios normales para los beneficios de cónyuge o sobreviviente puede ser elegible para estos pagos si él o ella:

es ciudadano o residente de un país con el que Estados Unidos tiene un acuerdo de Seguridad Social;

vivió en los Estados Unidos durante al menos cinco años con el cónyuge estadounidense (no es necesario que los cinco años hayan sido continuos);

o estaba casado con alguien que murió durante el servicio militar de los EE. UU.

Tómelo en cuenta

La normativa sobre las prestaciones de la Seguridad Social para las personas residentes en el extranjero es larga y compleja.

Si tiene preguntas sobre su estado, siempre es una buena idea comunicarse con el Seguro Social y hablar con un representante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *