Preocupa el estado de salud de la reina Isabel II

por | agosto 30, 2022

Su hijo, el príncipe Carlos, visita a su madre a diario durante sus vacaciones en Escocia. Si bien hasta hace unos meses la salud de la reina Isabel II era esperanzadora, esto es algo que podría haber cambiado en las últimas fechas. Una prueba de ello sería el aumento en la frecuencia con que el príncipe Carlos visita a su madre. Al parecer, el heredero al trono de Inglaterra estaría visitando a la reina a diario durante sus vacaciones en Escocia, algo que no es común y que obedecería a un empeoramiento de la salud de la soberana.

El diario The Sun informa de que todo apunta a que, de manera excepcional, Isabel II no estará presente en la toma de posesión del nuevo primer ministro tras la dimisión en julio de Boris Johnson. El evento tendrá lugar en septiembre, una vez se anuncie el nombre del nuevo inquilino de Downing Street el próximo lunes, día 5. Los últimos achaques de la reina le impedirán estar presente en el lugar, todo apunta a que se trataría de problemas de movilidad que se le han agravado recientemente.

De vacaciones en Escocia

Ante esta situación, la soberana se desplazó a su clásico retiro veraniego en el Castillo de Balmoral, ubicado en la localidad escocesa de Aberdeenshire. Al contrario que otros años, en este 2022 la reina Isabel II no se ha dejado ver en sus vacaciones y, además, la misa de los domingos en la que habitualmente se le veía rodeada de personas, se ha realizado a puerta cerrada.

Aunque se espera que aparezca durante los juegos anuales de Braemar este próximo fin de semana, lo cierto es que es llamativo que su hijo, el príncipe Carlos, acuda a verla todos los días, ya que los medios británicos especializados aseguran que es algo único.

Sea como fuere, casi con toda probabilidad será el príncipe quien sea la máxima representación de la Casa Real británica durante los próximos eventos de envergadura de la corona, como el mencionado nombramiento del nuevo primer ministro. Ya lo hizo durante la apertura estatal del parlamento, un suceso que Isabel II no se había perdido en 59 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *