La influencia de las redes sociales en los adolescentes

por | agosto 31, 2022

Si eres papá o mamá en los Estados Unidos, seguramente te preocupa en qué afectan las redes sociales en los adolescentes y en su desarrollo, así como los efectos de su continua exposición. Cuando los niños no están en la escuela o no están haciendo su tarea pueden pasar un excesivo número de horas conectados a sus teléfonos.

Según expertos, es preocupante que las redes sociales y los mensajes de texto, estén promoviendo la ansiedad y disminuyendo su autoestima, ya que ambos se han vuelto indispensables para ellos. Los adolescentes están en una etapa de descubrimiento y conocimiento personal en donde pueden ser fácilmente influenciados por cualquier cosa. La idea de aceptación o de pertenecer a un grupo es importante para tener éxito social y por supuesto en las redes sociales.

Antes de que existiera Instagram, Snapchat o TikTok, los planes para pasar el tiempo libre eran salir con amigos a algún parque o centro comercial, dar un paseo en bicicleta o caminar y jugar. Al realizar estas actividades, lo que los niños estaban haciendo era vivir situaciones reales en las que podían desarrollar habilidades de comunicación, experimentar nuevos intereses, y sobre todo exponerse a conversaciones y momentos en los que podrían tener éxito o fracasar en tiempo real. Estas experiencias son las que los adolescentes de hoy están perdiendo y son claves para su desarrollo personal. Ahora ellos están aprendiendo a comunicarse en gran medida, a través de una pantalla y no mirando a otra persona.

Las redes sociales y el autoestima en los jóvenes

 

Los largos periodos de tiempo conectados en línea pueden causar problemas de autoestima. La aceptación de los amigos es extremadamente importante para los adolescentes. Comprender en qué afectan las redes sociales en los adolescentes es vital por la exposición de su apariencia física, esto quiere decir, en la manera en la que ellos se visten, se expresan y se comportan. Es fácil dejarse llevar por el número de “likes” de las fotos que publican en las redes sociales. Ellos pueden acabar tomándose cientos de fotos, en búsqueda de la que más les guste y de la que tendrá un potencial más alto de “likes”.

Si los “likes” no llegan, pueden sentir esto como algo personal y además terminar comparándose con otras personas, ya sean amigos o influencers. Es por esto que los adolescentes buscan la mejor forma de lucir perfectos en sus fotos o incluso pueden llegar a imitar a otras personas, perdiendo completamente su identidad. Esta actividad puede llegar a ser muy desgastante, pero incluso cuando se sienten forzados a mostrarse de una manera y su perfil en línea no refleja lo que en realidad ellos son. Esta es una de las consecuencias de las redes sociales en los adolescentes.

Los mensajes de texto reemplazan la interacción cara a cara 

 

Por otro lado entre adolescentes puede producir malentendidos. Ellos prefieren tener una conversación por mensaje que incluso una llamada. Por ejemplo, es muy común que en una relación amorosa una pareja de jóvenes tenga una conversación o discutan por mensaje de texto en lugar de enfrentarse cara a cara. No discutir en persona hace que sea más fácil huir o evadir un problema. Los mensajes de texto son una forma de escudarse y dejar a la interpretación de otro. En algún punto todo puede acabar mal si una de las dos personas malinterpreta lo que la otra quiere decirle. Muchas veces la actitud y el tono de los mensajes enviados, no son los mismos con los que la otra persona los lee y recibe.

Es más fácil mantener la guardia alta cuando se habla por medio de mensajes porque hay menos en juego. De esta manera, los jóvenes no escuchan ni ven el efecto que sus palabras están causando en la otra persona. Debido a que la conversación no está sucediendo en tiempo real, cada una de las partes se puede tomar más tiempo para considerar una respuesta. No es de extrañar que los adolescentes digan que llamar a alguien por teléfono es demasiado intenso y pueda causar incomodidad o incluso miedo. Este ejemplo fácilmente se puede trasladar a una charla entre padre e hijos cuando cualquiera de las dos quiere evitar la incomodidad de tener una discusión en persona. Esta es solo una de las tantas maneras en que afectan las redes sociales en los adolescentes.

Si los niños no se enfrentan a situaciones con otras personas en tiempo real y cara a cara, muchos de ellos se convertirán en adultos con ansiedad y depresión por no saber comunicarse. Y por supuesto, las relaciones de amistad, amorosas, las negociaciones sociales, y las relaciones laborales se vuelven más riesgosas. Ciertamente, hablar de forma indirecta crea una barrera para una comunicación clara, pero eso no es todo. Aprender como hacer amigos es una parte importante del crecimiento, y la amistad requiere, en cierta medida, asumir riesgos.

Una entre adolescentes puede producir malentendidos.
Ellos prefieren tener una conversación por mensaje que incluso una llamada.

En qué afectan las redes sociales en los adolescentes

 

Por otro lado y no menos importante es que los jóvenes de hoy están todo el tiempo hiperconectados. Esto quiere decir, que la mayor parte de su día están actualizando sus estados en Instagram o TikTok. Comparten lo que están haciendo, viendo, escuchando, entre otros, así como reciben constantemente notificaciones que les avisan sobre las nuevas publicaciones. Incluso tienen aplicaciones que les permiten a sus amigos conocer en todo momento su ubicación específica en un mapa. El resultado es que los adolescentes se sienten hiperconectados entre sí y nunca pueden parar de ver que es lo que está sucediendo en la red.

Otra de las consecuencias que afectan las redes sociales en los adolescentes es la ansiedad que despierta recibir notificaciones constantemente, así como la dependencia a estas y a sus celulares. No recibir notificaciones genera aún más ansiedad en los adolescentes porque pueden pensar que no son importantes para sus amigos y nadie se interesa en ellos. Lo que amplía la posibilidad de que se formulen preguntas como: “¿por qué mi amigo no me ha contestado? ¿Por qué nadie me escribe? ¿Será que lo que dije o hice estuvo bien o estuvo mal? ¿Será que no me veo bien en la foto que publique?”. Y pensamientos como: “no soy importante para nadie; nadie me quiere; nadie le ha dado like a mi foto; debería publicar otra cosa; debería ser más como Fulanito”…

Sin duda esas preguntas y pensamientos se deben gracias a la hiperconexión que los adolescentes de hoy en día experimentan para sentirse aceptados socialmente. Hoy en día los jóvenes saben con certeza deprimente cuándo son ignorados. Todos tenemos teléfonos y todos respondemos a las cosas con bastante rapidez, de modo que cuando esperan una respuesta que no llega, el silencio puede ser frustrante.

¿Cómo reducir la influencia negativa de la tecnología en los jóvenes?

 

Tal vez te hayas preguntado cómo controlar y reducir la influencia negativa de las redes sociales en los adolescentes. Lo mejor que puedes hacer para minimizar en que afectan las redes sociales en los adolescentes es reducir primero tu propio consumo y tiempo frente a la pantalla. Depende de los padres dar un buen ejemplo de cómo usar apropiadamente los dispositivos electrónicos y las redes sociales. La mayoría de nosotros revisamos con mucha frecuencia nuestros teléfonos o nuestro correo electrónico, ya sea por trabajo o por costumbre. Los niños deberían ver nuestras caras cuando estamos teniendo una conversación y no nuestras cabezas inclinadas sobre una pantalla.

Establece zonas y horas libres de tecnología en la casa, en las que nadie use el teléfono, incluidos mamá y papá. Cuando llegues a tu casa aprovecha ese momento para pasar tiempo de calidad con tus hijos realizando actividades que los involucren a todos y les permitan compartir un espacio juntos. Por ejemplo, pueden involucrar a los niños en el momento de la cena ya sea sirviendo la mesa o cocinando algunos alimentos sencillos, mientras tanto pueden compartir las experiencias que tuvieron a lo largo de su día. También pueden jugar un juego de mesa. Asegúrate de que en este tiempo tú tampoco vas a revisar tu teléfono y te dispondrás a compartir con toda la familia. Por la mañana, levántate una o media hora antes que tus hijos para revisar tu correo electrónico y organizar tu día laboral, lo que le permitirá compartir las tareas rutinarias de la mañana e incluso el momento del desayuno.

Muchos niños y adolescentes son rebeldes porque intentan llamar la atención de alguna manera, esto puede ser causado porque sienten que no son amados por sus padres debido a la falta de atención. Los niños y los adolescentes siempre se van a sentir amados cuando sus padres comparten tiempo con ellos. Limitar la cantidad de tiempo que pasas frente al celular y el computador fortalece el vínculo entre padres e hijos y hace que los niños se sientan más seguros. Ellos necesitan saber que estás disponible para ayudarlos con sus problemas, charlar sobre las experiencias que tuvieron durante su día o para darles tu opinión respecto a algún acontecimiento o situación, ya sea positiva o negativa, que hayan vivido.

ninguno de ustedes debería usar el teléfono de camino a la escuela o de regreso a casa, porque ese es un momento importante para conversar. No espíes a tus hijos por medio de sus redes sociales, a menos de que o de que su conducta haya cambiado. De cualquier manera, dialogar siempre será el mejor camino para analizar si tu hijo está en riesgo, se está enfrentando a una situación peligrosa o si está mintiendo. Los adolescentes necesitan sentir que pueden confiar en sus padres.

La influencia positiva de las redes sociales en los adolescentes

 

Las ventajas de las redes sociales en los adolescentes es que les ha proporcionado una gran fluidez y rapidez mental. Su mente está todo el tiempo activa, recibiendo y en búsqueda de información. Por lo tanto son muy ágiles a la hora de encontrar alternativas para solucionar un problema. Sin duda el aprendizaje y el uso de herramientas digitales es muy fácil para ellos, al punto de que pueden ser nuestros maestros en esta área.

Estar constantemente expuestos a un mundo de imágenes y diferentes medios de expresión hace que su creatividad se desarrolle ágilmente, sean más adaptables a los cambios, así como también, se sientan más cómodos en un ambiente diverso. Fuera del mundo digital, el mejor consejo para que la experiencia y la influencia de las redes sociales en los adolescentes sea positiva, al tiempo que es involucrándose en algo que les interese.

Puede ser realizando actividades extracurriculares como deportes, música, arte, cocina, o cualquier cosa que despierte su interés y les brinde seguridad. Cuando los niños desarrollan una habilidad y saben que son buenos en algo aprenden a sentirse bien acerca de lo que pueden hacer, en lugar de cómo se ven y de lo que poseen, son más felices y están mejor preparados para el éxito y los obstáculos en la vida real.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *