Guardia se desvanece dramáticamente frente al ataúd de la Reina Isabel II

por | septiembre 17, 2022

Un guardia real británico se desvaneció mientras hacía guardia al féretro que contiene el cuerpo de la Reina Isabel II y que está expuesto al público en el Westminster Hall, sede del Parlamento, desde este jueves.

En varios videos se observa cómo uno de los guardias comenzó a balancearse de manera involuntaria junto al féretro, pues normalmente tiene prohibido hacer cualquier tipo de movimiento que no sea indicado por su propio protocolo, de manera estricta.

El oficial estaba frente al ataúd y logró resistir unos segundos, pero finalmente se desvaneció y cayó pesadamente sobre la escalinata donde está colocado el féretro. La caída resultó en un golpe seco que espantó a las personas que se encontraban en el lugar, por lo que, alertadas, acudieron inmediatamente a ayudar al guardia.

Incluso la transmisión en vivo de la cadena británica, BBC se interrumpió unos minutos, mientras el guardia era atendido por servicios de emergencia, sin que se informara cuál era el estado de salud del guardia ni por qué se había desmayado.

El oficial fue relevado y el acto transcurrió con normalidad. Sin embargo, en el momento en que se desvaneció, se observa cómo el compañero que estaba justo al lado de su compañero se mantuvo completamente inmóvil, mientras era atendido por otras personas, como parte de su protocolo.

Como parte del riguroso protocolo que observan estos guardias, deben hacer turnos de seis horas, en los que rotan su posición, de manera estrictamente puntual, cada 20 minutos.

Sin embargo, esta labor es tan desgastante que los desmayos son comunes, especialmente en eventos en los que deben permanecer inmóviles durante largos periodos de tiempo pues esta posición provoca agotamiento, tensión muscular, así como dolor en espalda y pies.

De acuerdo con Charlie Proctor, corresponsal de Monarchy UK, explicó que cuando un guardia real no se encuentra bien debe levantar la cabeza, que por protocolo debe estar baja, para alertar a su superior, quien decide si hace una rotación o releva al guardia.

Minutos antes de este acontecimiento, Lady Gabriella Windsor, prima de la Reina Isabel, también se desmayó en la sala del Westminster Hall.

El trayecto del cuerpo de la Reina Isabel hasta su descanso

La Reina Isabel II murió el 8 de septiembre en su residencia de Balmoral, Escocia, donde permaneció varios días, para visitar el resto de los países que componen la Gran Bretaña: Irlanda y Gales, para llegar a la ciudad de Londres desde la noche del miércoles, donde fue colocado en la sede del Parlamento Británico para recibir el cariño y el respeto de sus súbditos hasta este lunes, cuando será trasladado a la Abadía de Westminster.

En una lujosa ceremonia, el cuerpo de la reina será colocado en la capilla del Rey Jorge VI, en el castillo de Windsor, este lunes, en una ceremonia encabezada por su hijo, el Rey Carlos III.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *