Arrestan dos familiares de confinada muerta durante protesta frente a la cárcel de Bayamón

por | junio 9, 2022

El caso será consultado con un fiscal para que determine si le radicará cargos por obstrucción de acceso o de labores en instituciones de gobierno.

 

Dos manifestantes fueron arrestados anoche frente al complejo correccional en Bayamón por presuntamente impedir la entrada y la salida del personal que labora en el penal, mientras exigían justicia tras la muerte de ShannelI Colón Ponce de 23 años, ocurrida durante la tarde del jueves pasado, por causas que todavía están pendientes de autopsia.

Unas ocho personas entre los que se encontraban, familiares de Colón Ponce, allegados, madres de confinadas y exclusas, se manifestaban ayer frente a la entrada del Centro de Rehabilitación de Mujeres en Bayamón, para exigir que se investigue a la saciedad si la joven madre, que era paciente mental, se privó de la vida o fue víctima de un homicidio, cuando surgieron los arrestos de su madrina y de otro familiar a eso de las 9:30 p.m.

 

Colón Ponce fue arrestada el 22 de abril por el delito de “carjacking” tras ser entregada por su familia para que se le brindara la ayuda correspondiente y según las autoridades recibió tratamiento en el hospital de Psiquiatría Correccional hasta el día antes de su muerte. No está claro si se le hizo una evaluación psicológica ya que esos datos se conocerían durante la vista preliminar que estaba pautada para mañana viernes.

La intervención fue realizada por agentes del Plan Integran de Seguridad de Bayamón quienes brindaban apoyo a los policías asignados al perímetro, quienes arrestaron a Odemaris Noble Figueroa de 38 años, quien era la madrina de Shanell y Christofer Escobar Torrens, que es el primo de la tía de la fallecida.

El caso será consultado con un fiscal para que determine si se le radicarán cargos por violación al artículo 247 del Código Penal, por obstrucción de acceso o de labores en instituciones de gobierno.

Cheilian Rosario, tía de Colón Ponce, en entrevista con Primera Hora, indicó que durante el día de ayer estuvieron recibiendo mucha información sobre la presunta complicidad de unos cinco oficiales correccionales con la muerte de su sobrina intensificándose la protesta.

De hecho, contó que una de las guardias correccionales sumamente nerviosa les expresó: “no todas somos malas, pero aquí hay mucha injusticia y personas malas, no se rindan sigan luchando”. En ese momento no les permitieron entrar y se tuvieron que ir.

 

“Esos oficiales que estaban allí les mostramos que estamos indignados, yo soy la tía de la víctima y yo llevo allí desde siempre y nadie nos daba información, incluso cuando fui a identificar el cuerpo y fui a buscar respuestas de qué le había pasado a mi sobrina y nadie salió a atendernos, nadie nos dijo nada, ya uno ve que está pasando algo, pero cómo murió me tienen que decir”, sostuvo Rosario, quien no quedó complacida con la reunión que sostuvieron con la secretaria del Departamento de Corrección y Rehabilitación, Ana Escobar.

También reveló que le informaron que una reclusa supuestamente sufrió una paliza tras revelar lo ocurrido a su sobrina, por lo que también exigieron que se inicie una investigación al respecto.

Tres horas más tarde, narró que el turno extendido quería irse y durante ese período de tiempo los policías que estaban en el lugar no les habían pedido que se movieran del portón.

“Entonces mi primo se sentó en el piso y me dijo que no se iba a mover, porque cuando nosotros pedimos información nunca no la dieron… están hablando poquito a poquito, pero nos piden que sea anónimo. Esos dos que se llevaron eran siempre los que estaban hablando (portavoces) nada de improperios, era lo que realmente pasa en las cárceles y como quien dice los arrestamos y esto se acaba porque los demás no gritan”, comentó la tía de Shannel.

A las 6:00 p.m. se espera una movilización de más personas hacia los predios del penal para continuar con sus reclamos y a la que se espera acudan varias organizaciones de diferentes partes de la isla, también planifican que se le haga una segunda autopsia privada luego de que el Instituto de Ciencias Forenses (ICF) entregue su cuerpo.

 

La teniente Idamaris Morales, directora de la División de Homicidios de Bayamón, informó ayer que toda la evidencia evaluada hasta este momento apunta a que la confinada se privó de la vida, no obstante, aclaró que no tienen todavía una certificación de la causa de la muerte ya que la patóloga Edda Rodríguez del ICF, está en espera de los resultados de análisis toxicológicos antes de tomar su determinación.

“Hasta ahora lo que tenemos es que el día 2 (de junio) a las 5:44 (p.m.) la encontraron con una sábana amarrada al área del cuello y el otro extremo amarrado a una baranda que tiene el segundo piso y desde ahí es que posiblemente se lanza. Hasta ahora lo que tenemos es que se trata de un suicidio, ella estaba sola no había otras reclusas en esa área”, detalló la teniente Morales.

La joven estaba confinada 23 horas del día ya que se encontraba en módulo con un nivel de máxima seguridad y cuando ocurrieron los hechos estaba sola en el único período de 1 hora que tenía asignado para salir y ducharse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Iconic One Theme | Powered by Wordpress

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
 - 
English
 - 
en
Spanish
 - 
es