[ad_1]

Hay muchas emociones diferentes que podemos sentir de un momento a otro dependiendo de lo que sucede a nuestro alrededor. Por ejemplo, la felicidad, la tristeza, la excitación, la ira, etc. son todos estados emocionales que podemos sentir en un momento determinado o simultáneamente dependiendo de la situación.

La felicidad, como todas las emociones, es un estado emocional positivo que nos hace sentir o esforzarnos por sentir, pero los sentimientos de felicidad son temporales. Todas las emociones no duran y pasan de un momento a otro. En lugar de centrarse en cultivar la felicidad, es más importante centrarse en llevarse bien cada día.

Echemos un vistazo a qué es el bienestar y cómo ser feliz es un elemento de su viaje diario de bienestar.

¿Qué es el bienestar?

Bill Hettler, fundador del Instituto Nacional de Bienestar, definió el bienestar utilizando un modelo holístico de seis dimensiones. El modelo incluía seis dimensiones: emocional, social, física, intelectual, ocupacional y espiritual. Según el Instituto Nacional de Bienestar, el bienestar se considera «un proceso evolutivo, consciente y autodirigido para alcanzar el máximo potencial». Es positivo y positivo y contribuye a una vida larga y saludable”.

Según el Instituto Nacional de Bienestar, centrarse en las seis dimensiones beneficia la salud de una persona. Esta filosofía implica que la salud personal de un individuo es el resultado de las elecciones de estilo de vida y del entorno y el contexto social que lo rodean. Este enfoque también adopta un enfoque holístico y multidimensional para sentirse bien y vivir una vida de alta calidad.

De manera similar, la Asociación Estadounidense de Psicología define el bienestar como “un estado de felicidad y satisfacción con bajos niveles de angustia, buena salud y perspectiva física y mental en general, o una buena calidad de vida”. Como puede verse en estas dos definiciones, estar saludable es un estado sostenible más que un sentimiento fugaz de felicidad.

¿Está interesado en cómo puede ayudar a desarrollar métodos de cambio de comportamiento sostenibles y a largo plazo para sus clientes? Échanos un vistazo Curso de entrenador de bienestar certificado Abarcamos desde el bienestar hasta los hábitos diarios.

¿Qué es la felicidad?

La Asociación Estadounidense de Psicología (APA) define la felicidad como «sentimientos de alegría, satisfacción y felicidad». Miriam Webster define la felicidad como «una experiencia placentera o satisfactoria». La felicidad es una emoción positiva que puedes experimentar en la vida, pero es sólo un aspecto del bienestar emocional. La “felicidad” es un momento, no un estado permanente.

Por ejemplo, una persona puede disfrutar caminando al aire libre y sentirse feliz cuando su salud es mala. Además, una persona puede sentirse molesta con respecto a su estilo de vida general y su estado de ánimo mientras está atrapada en un atasco. Sentirse feliz es algo bueno, pero la felicidad por sí sola no siempre reduce el estrés mental y crea un estado duradero de satisfacción y alegría.

El campo de la psicología positiva entiende esto y estudia qué sustenta la felicidad y ayuda a construir los buenos aspectos de la vida. En otras palabras, la psicología positiva se centra y enfatiza en eventos que ayudan a fomentar emociones positivas como la felicidad, la alegría, la inspiración y el amor. También enfatiza estados y rasgos positivos como la compasión, la resiliencia y la gratitud.

Como muestra este campo de la psicología, estar sano es más que simplemente experimentar sentimientos de felicidad. Este es un enfoque más profundo que apoya el bienestar psicológico y la positividad para mantenerse saludable.

¿Por qué es importante el bienestar psicológico?

El bienestar psicológico es una parte esencial para crear un estado de bienestar cada día. Una persona puede hacer ejercicio todos los días y comer bien, pero no estar «saludable» según su diálogo interno y su forma de pensar. A medida que estos aspectos empeoran, las personas pueden experimentar emociones negativas, conductas autodestructivas o problemas de salud mental a largo plazo, como depresión y ansiedad.

Por esta razón, el bienestar psicológico es tan importante como las conductas de bienestar físico como hacer ejercicio, comer y dormir. Según Rick Hanson, autor del libro Rewiring Happiness, las personas pueden reconfigurar continuamente sus pensamientos y creencias sobre sus experiencias diarias para enfatizar lo positivo y aumentar la felicidad, la confianza y más.

En este libro, Hanson cree y demuestra que las personas pueden «comer cosas buenas» aprovechando la neuroplasticidad, la capacidad del sistema nervioso para cambiar sus respuestas con el tiempo. Este proceso puede ayudar a mejorar la resiliencia, la salud emocional, la felicidad y la satisfacción. Lo que esto nos dice es que podemos trabajar para mejorar nuestro bienestar psicológico con el tiempo. Esto le ayudará a seguir fortaleciendo y apoyando su bienestar.

Cómo saber la diferencia

Puede resultar difícil distinguir entre sentirse feliz y sentirse bien. Como primer paso, es importante distinguir entre palabras que describen emociones temporales, como felicidad o tristeza, y el estado continuo de vivir una vida de alta calidad de bienestar.Además, para reconocer mejor las diferencias, es importante prestar mucha atención a lo que estás experimentando en cada momento y qué situaciones desencadenan tus emociones positivas. Si la situación es temporal, presta mucha atención. Observe si sus emociones disminuyen ligeramente a medida que cambia la situación.

Descubra y comprenda cómo se siente si la situación ya no ocurre. Pregúntese si todavía encuentra satisfacción y alegría en las experiencias cotidianas sencillas. El proceso de prestar atención y saber cuándo las emociones desaparecerán y qué estados persisten puede ayudarte a identificar y diferenciar mejor entre sentirte feliz y sentirte saludable.

La felicidad es una emoción positiva que se puede experimentar, pero no es suficiente. En cambio, es importante centrarse en su salud. Cultivar un estilo de vida rico en las seis dimensiones del bienestar ayudará a crear un estado de bienestar sostenible y duradero que mejore las experiencias positivas en la vida.

[ad_2]