Reina Isabel II: así se enteró el Rey Carlos III de la muerte de su madre

Jenna Bush, hija del expresidente George W. Bush, fue testigo de la forma en que el actual Rey Carlos III de Inglaterra fue informado del deceso de su madre, la Reina Isabel II el pasado 8 de septiembre. La periodista, indirectamente, fue testigo del acontecimiento histórico, luego que tenía agendada una cita con Camilla Parker, actual reina consorte de Inglaterra.

Jenna estaba de visita en la residencia de Dumfries House, en Escocia, el miércoles 7 de agosto para entrevistar a Camilla, pero su vuelo se retrasó, así que terminó cenando con el todavía Príncipe Carlos, quien ofreció disculpas por el retraso de su esposa. La entrevista se pospuso para el día siguiente.

 

«Fue una cena adorable», dijo Jenna al programa Today, acompañada de su esposo, Henry Hager. Durante la cena, Jenna relató que el Príncipe lucía tranquilo y que la noticia sobre la muerte de su madre lo tomó por sorpresa.

Al día siguiente Jenna se encontraba en la biblioteca de Dumfries House, preparando la entrevista, que planeó con un año de antelación

Una triste tarde histórica para la Casa Real Británica

«Se suponía que la entrevista empezaría alrededor de las 14 o 14:30. Yo debía reunirme con la ahora reina consorte alrededor de las 13:30. Pero a las 12:30, empezamos a oír que corrían en los pasillos», relató Jenna Bush.

«El príncipe recibió una llamada y luego todo fue silencio», agregó Jack Roystin, corresponsal de la realeza para Newsweek.

Jenna detalló que repentinamente el personal de la casa entró a la biblioteca. «Nos dijeron: ‘¿Por favor, pueden guardar silencio? Hay una llamada'».

La biblioteca está junto a la oficina del actual monarca y el personal fue muy insistente sobre la llamada que atendía Carlos en la habitación contigua. Inmediatamente, se escuchó un helicóptero aterrizando en la propiedad.

Posteriormente, el personal dijo a Jenna que la entrevista tendría que posponerse.

«Dijeron: ‘La Reina está enferma y se han ido corriendo a estar con ella’. Sólo dijimos que nuestros corazones están con ellos».

Jenna admitió que se sintió decepcionada por la situación porque deseaba fervientemente hablar de libros con Camila, pero calificó como surrealista estar allí en ese momento. «Vivimos la historia», concluyó.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*