Madre latina viviendo en los Estados Unidos

¿Eres madre latina y vives en los Estados Unidos? ¿Estás esperando a tu bebé mientras vives aquí? ¿Estás lejos de tu familia y amigos? Si respondiste sí a alguna de estas preguntas, este artículo es para ti.

Vivir la maternidad fuera de tu país de origen es un tema con muchos retos y es necesario prestarle atención, por tu salud mental y física, ya que implica un proceso de adaptación a un nuevo estilo de vida, cultura, idioma, clima, normatividad y leyes. Aquí te contamos algunos desafíos que enfrentan las mamás latinas en los Estados Unidos.

Ten en cuenta que los desafíos dependen de cada mujer y de las circunstancias en las que migró:

  • Si son madres primerizas o ya tenían hijos antes de migrar
  • Cómo fue el proceso de adaptación y el duelo migratorio
  • Cuál es el estado emocional de la madre, y de la relación de la pareja
  • Si el embarazo fue planeado y deseado

Mariana Umaña, influencer venezolana residente en Estados Unidos desde hace varios años, nos comparte su experiencia:

 

“Últimamente, con el nacimiento de mi hija Maya, he estado pensando mucho en la maternidad y en lo que implica ser una mamá latina en Estados Unidos. Ya saben que llevo viviendo en este país más de 8 años y que estoy feliz y agradecida de haber construido una vida aquí, pero por supuesto que no todo es fácil. La maternidad siempre implica retos, y más aún, cuando la desarrollamos lejos de casa y entre dos culturas diferentes. ¿A alguien más le ha pasado?

Por ejemplo, yo considero que el mayor reto al que me he enfrentado es el de tratar de mantener nuestras raíces latinas. En casa siempre hablamos español para que las niñas practiquen y entiendan el idioma, y tratamos de comer comida típica venezolana, escuchar música de allá y, en resumen, tener a nuestro país de origen muy presente. Esto es algo que hago para que ellas sepan siempre de dónde venimos y puedan sentirse orgullosas, al igual que nosotros como papás, considero que es vital predicar con el ejemplo.

 

Otro tema que considero que es bastante complicado es el hecho de criar a nuestros [email protected] lejos de la familia, sin la ayuda y el apoyo que esto conlleva. Lidiar con la soledad cuando somos inmigrantes no es fácil, y mucho menos cuando la familia empieza a crecer. Son nuevas logísticas, sentimientos encontrados, y muchas, muchas ganas de tener a los nuestros cerca.

Siendo honesta, creo que es un mix de emociones porque por otro lado me siento muy feliz de haber tenido a mis dos hijas en este maravilloso país. Emigrar me hizo crecer, madurar, ampliar mis conocimientos del mundo… y un largo etcétera. Además, la posibilidad de criar a mis hijas en un país seguro, con posibilidades de futuro, del que me siento orgullosa creo que no tiene precio. Al final del día confieso que lo único que siento es agradecimiento, a pesar del cansancio y de los momentos difíciles.

Además, las latinas somos resilientes. Somos fuertes, sabemos enfrentar los cambios, tomamos las dificultades un día a la vez y vamos siempre para adelante. Esto es algo que sin duda quiero enseñarles a mis hijas, considero que es el mejor legado que puedo dejarles. Ser latinas también es motivo de orgullo y ganas de dejar siempre nuestro país en alto. Y eso es algo que intento cada día y que seguiré haciendo porque es un privilegio enorme saber que pertenezco a dos países increíbles, cada uno en su estilo. Yo me siento orgullosa de ser latina cada día y esto se lo transmito a mis hijas para que, cuando llegue el momento, ellas también lo estén.

Por su parte, la puertorriqueña creadora del canal de Moda y Belleza Jasminmakeup1 en Youtube, Jasmin Melendez, nos da su perspectiva:

 

“Sabes lo hermoso y bendecido que es ser madre, pero una madre viviendo EE. UU. es un tema aparte. Soy feliz de ser madre de 3 niños, 2 de ellos adolescentes y un pequeñín. 

Cuando mis niños comenzaron a crecer y a ser atendidos en la escuela y en sus actividades sociales vi que cada vez más yo tenía que usar más mi segundo idioma (el inglés), leer, escribir y entender una cultura muy diferente a la mía. Ayudar a mis nenes en sus tareas y guiarlos en este país que es algo diferente para mi también es un poco retante.” 

Algunos consejos para sobrellevar la maternidad y paternidad en el extranjero, de la mejor manera posible son:

  • Enfócate en lo positivo: tendrás la oportunidad de ser la madre que quieras ser, lejos de la mirada de las personas más cercanas quienes muchas veces pueden agobiarnos con sus criticas, consejos u opiniones sobre las decisiones que tomamos con nuestros hijos. Esto puede ahorrarte tensiones con tu familia y hasta evitar modelos o tradiciones familiares que no te gustan.
  • Amplía tu visión de vida viviendo en otra cultura: la experiencia migratoria y estar con una pareja de otra cultura amplía nuestra vivencia de la maternidad. Puedes integrar a tu modelo de crianza, aspectos de tu país de origen o del país de tu pareja que la complementan y la hacen más efectiva, creativa y flexible.
  • Los niños facilitan tu interacción con la nueva cultura: un hijo necesita citas médicas, una escuela, diversión en el verano, etc. Estos espacios te permitirán que te relaciones con nuevas personas, ambientes, grupos y te motivará a hablar inglés más a menudo.
  • Haz equipo con tu pareja, si la tienes: con un bebé ahora tienen una gran experiencia vital que comparten y que es solamente de ustedes. Pueden resolver problemas juntos y a tomar decisiones conscientemente.
  • Reconoce los beneficios de tener una familia multicultural: tu hija o hijo tendrá la oportunidad de conocer el mundo desde pequeño, podrá aprender más de un idioma y podrá desarrollar una visión amplia y respetuosa hacia diferentes culturas y hacia todos los seres humanos.
  • Busca grupos de apoyo: Existen blogs y grupos en redes sociales que tienen contenidos fundamentales para tu nueva etapa. Esto ayuda mucho a normalizar tu experiencia, al conocer a otras personas que están experimentando lo mismo que tú.

 

Migrar a otro país y criar a tus niños son experiencias que construyen la identidad. Es normal sentirte frustrada, triste y sola, así que es totalmente entendible que necesites elaborar y procesar mental y emocionalmente tu visión de ti misma, de la vida, de la familia y de vivir en los Estados Unidos. ¡Lo único que puedes lograr con esta experiencia es hacerte más fuerte, más valiente y crecer cada día!

¿Cuál es el reto más grande al que te has enfrentado criando a tus [email protected] en Estados Unidos? Cuéntanos en los comentarios.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*