Rafael Caro Quintero: ¿Quiénes son las mujeres de las que se enamoró?

Rafael Caro Quintero, uno de los narcotraficantes más buscados en México y Estados Unidos

Tras su captura, comenzaron a surgir historias acerca del personaje, amistades y anécdotas, y en muchas estuvo acompañado por alguna de las tres mujeres que marcaron su vida.

María Elizabeth Elenes Lerma, Sara Cosio Vidaurri y Diana Espinoza Aguilar, vivieron al lado del peligroso Narco de Narcos, quienes incluso fueron involucradas con Caro Quintero por situaciones ilicitas.

María Elizabeth Elenes

María Elizabeth Elenes fue la primera esposa del narcotraficante, con la que tuvo a sus primeros cuatro hijos: Héctor Rafael, Henoch Emilio, Mario Yibran y Roxana Elizabeth.

La originaria de Sinaloa, donde se conoció con el narco, también fue investigada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos por supuestamente ser parte de la red de lavado de dinero.

Sara Cosío Vidaurri

Luego de la muerte del agente de la DEA Enrique Kiki Camarena, de la cual fue acusado Caro Quintero, éste se fue a Costa Rica, donde fue detenido en 1985 y estaba acompañad por Sara Cosío. Algunos dicen que la secuestro, otros que fue por decisión propia.

Cosío Vidaurri, hija del entonces secretario de Educación de Jalisco, César Cosío Vidaurri, y sobrina del gobernador del Estado, Guillermo Cosío Vidaurri (1989-1992), conquistó al narco por su carácter fuerte, incluso se menciona que rechazó a Caro Quintero algunas ocasiones.

Diana Espinoza Aguilar

Rafael Caro Quintero fue condenado a 40 años de prisión y pasó los primeros en el penal de Puente Grande, Jalisco donde conoció a Diana Espinoza, quien dentro del penal ganó un certamen de belleza. Ella quedó libre en 2011 y siguió su relación con el Narco de Narcos, que dejó en penal en 2013 por una falla en su proceso.

Tras su salida, Caro Quintero vivió con Diana, quien fue agregada a la lista negra de narcotraficantes que emitió el Departamento del Tesoro de Estados Unidos de América, pues se le acusó de realizar transacciones del capo a su nombre.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*