5 Razones por las que Dios es bueno

 

Dios es bueno y hay tantas cosas que damos por sentado cada día. Realmente no nos detenemos a pensar en todas las cosas buenas y positivas que nos rodean. La mayoría de la gente no se da cuenta de lo mucho que Dios nos está cuidando o lo mucho que se preocupa por nosotros.

¿Te has preguntado alguna vez por qué Dios es bueno? ¿Te has preguntado alguna vez si hay otras personas ahí fuera que también se hacen estas preguntas? ¿Por qué es bueno Dios? Plantea estas preguntas de una manera diferente para ayudar a arrojar luz sobre la bondad de nuestro creador.

El artículo enumera numerosas razones por las que deberías estar agradecido por todo lo que tienes, especialmente cuando se trata de tus circunstancias. Estos cinco artículos explicarán por qué es importante apreciar lo que tenemos en lugar de centrarnos en lo que no tenemos.

5 razones por las que deberías estar agradecido porque Dios es bueno

ÉL ES TU REFUGIO

¿Has estado alguna vez en una situación en la que te has sentido muy inseguro o insegura? Tal vez has estado atrapado en una relación difícil o has experimentado una pérdida significativa, como la muerte de un ser querido. Estas experiencias vitales pueden ser increíblemente difíciles y nos afectan de muchas maneras.

Es decir, cuando pasas por estas cosas, puedes estar increíblemente vulnerable y hasta es posible que nos veamos obligados a enfrentarnos a nuestros verdaderos sentimientos y a cómo nos relacionamos con los demás.

Es fácil caer en una espiral de pensamientos y sentimientos negativos, que hacen que incluso destruyamos todo lo que esté a nuestro paso. Pero cada vez que te sientas mal o infeliz, tómate un minuto y piensa en

Nuestro Señor te quiere y te cuida. Sobrevivirás y encontrarás el camino a través de este tiempo difícil. Pase lo que pase, siempre tienes un lugar seguro donde aterrizar. Él es como nuestra torre fuerte. Un sitio donde puedes esconderte cuando necesitas estar solo o sola. Es un lugar que siempre está ahí para ti porque Dios es bueno.

La vida es dura, y todos vamos a experimentar tiempos difíciles. Cuando la situación que no nos sentimos preparados para manejar, puede parecer que no hay salida.

Es muy fácil sentir que no eres lo suficientemente fuerte para lidiar con lo que está sucediendo en tu vida. En estos momentos, puedes empezar a culparte a ti mismo o incluso enfadarte con Dios. Es tan importante recordar que debemos mirar a Dios como nuestra fuente de fortaleza

Así es, todas las cosas increíbles que tienes en tu vida vienen de Dios. Él es la fuente de tu fuerza. Cuando te enfrentes a un reto, mira dentro de ti y déjate guiar por su santo Espíritu.  Este es lo suficientemente fuerte para ayudarte a superar cualquier cosa. No importa la situación a la que te enfrentes, la única manera de superarla es recurriendo a tu Dios que está en los cielos, esperándote en su trono de gracia.

Es tan fácil olvidarse de las bendiciones que tienes en tu vida. Es fácil quedar atrapado en lo que no tienes o en lo que no tienes suficiente. Es muy fácil olvidar que hay muchas personas que viven en la pobreza extrema. Para nosotros es tan fácil olvidar que hay muchas personas que no tienen acceso a agua limpia o a suficiente comida…

Cuando empiezas a ver la abundancia y las cosas buenas que tienes en tu vida, cosas como comida en tu mesa, un hogar cálido para dormir, un trabajo que disfrutas (o al menos un trabajo),muchas otras cosas. Empezarás a ver lo afortunado que eres porque Dios es bueno.

DIOS ES BUENO PORQUE SIEMPRE ESTÁ PRESENTE PARA TI

¿Alguna vez has tenido la sensación de que no te escuchan? Quizás has tenido una conversación con alguien y sientes que no han escuchado realmente lo que has dicho. Puede ser realmente difícil comunicar nuestros sentimientos y pensamientos a los demás. La comunicación es increíblemente importante, y cuando no nos sentimos comprendidos o como si nos hubieran escuchado, puede ser increíblemente frustrante y aislante.

Todos estos sentimientos pueden conducir a una sensación de no querer comunicarse o estar cerca de otras personas. Es muy valioso recordar que hay que apreciar a las personas de la vida. Cuando estés con tu familia y tus amigos, tómate el tiempo para apreciarlos de verdad. Si estás teniendo una conversación con alguien, tómate el tiempo de pensar en lo que está diciendo y en cómo puedes responder porque Dios te escucha

Conclusión

Dios es bueno. Dios es generoso. Crea, sostiene y protege. Dios es bueno para las sociedades, para los individuos, para las familias, para los amigos, para las comunidades y para todos..

¿Por qué Dios es bueno? Porque es Dios. Puede que tú no lo entiendas, pero Él sí. Hay muchas razones por las que Dios es bueno. Puede que no lo aprecies, pero hay tantas cosas que Dios ha hecho y seguirá haciendo por ti.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*