Promover la cocina saludable

Si es el anfitrión, incluya opciones más saludables en su menú, como ensaladas, verduras al vapor y fruta fresca. Si está comiendo en casa de otra persona, generalmente puede insistir en que coma porque es un miembro de la familia. alternativa saludable, Si es posible. No es que esté impidiendo que otros coman lo que quieren, sino que me impide a mí comer cosas saludables.

Mantén tu dieta equilibrada

Si sabe que es poco probable que coma una comida saludable en la cena, intente incluir: comida sana Estos incluyen verduras, proteínas magras y opciones más ligeras. Esto le ayudará a mantener su dieta equilibrada. Pero recuerda que la comida sana no es una excusa para comer algo poco saludable en la cena.

parte de control

La Navidad es una época del año muy especial y es natural querer disfrutar de tus comidas favoritas. Pero debes intentar controlar las porciones. Sirva porciones más pequeñas usted mismo. Te permite disfrutarlo sin excederte. De hecho, comer despacio te permitirá disfrutar de cada plato sin comer en exceso.

Puedes probar las siguientes estrategias para ganar control sobre ti mismo: indulgencia controlada. Si te gusta algún plato en particular, disfrútalo con moderación. No te saltes tus comidas favoritas, pero sé consciente de cuánto consumes.

No te saltes las comidas

Algunas personas piensan que es mejor saltarse comidas o comer lo mínimo para dejar espacio a cenas y comidas navideñas extravagantes. Pero esa es una mala idea. Porque en aquel entonces El hambre hace que comamos cantidades muy grandes. Alimentos poco saludables conocidos como atracones. Comer pequeñas cantidades a lo largo del día ayudará a mantener activo tu metabolismo y controlar el hambre. Y luego, cuando estés lleno, no comerás más.

beber agua

Mantente hidratado. A veces la sed puede confundirse con el hambre, por lo que beber agua puede ayudar a controlar el apetito. Comer cantidades más pequeñas también puede ayudar. Además, deberías Elige agua sobre alcohol. O al menos controla tu consumo de bebidas alcohólicas ya que suelen contener muchas calorías. Si tiene sed, beba agua, no alcohol.

Mantente físicamente activo

Puede que sea complicado por el frío y el tiempo que pasamos en familia, pero definitivamente vale la pena intentarlo. mantenerse activo. Salir a caminar después de una comida o hacer un poco de ejercicio en casa puede ayudar a prevenir el aumento de calorías. Mantén una rutina de ejercicios o intenta incorporar la actividad física a tus vacaciones. Por supuesto, no creas que dar un paseo de 30 minutos con tu familia después del almuerzo quemará las calorías que consumiste en tu comida extra.

Descansar adecuadamente

Dormir lo suficiente puede afectar sus hábitos alimentarios. Intenta dormir lo suficiente. La falta de sueño puede aumentar el hambre Y anhelo. Esto va de la mano con los siguientes consejos sobre la programación: Para dormir bien por la noche, es importante no acostarse demasiado lleno y no abusar del alcohol.

Mantener un horario regular

Trate de mantener comidas regulares durante las vacaciones. Evite los atracones O come en exceso debido al hambre acumulada. No dejes que el tiempo después de cenar se alargue para poder acostarte a una hora prudencial.

Toma el control de tus postres

Una comida y cena típica navideña. Hay muchos postres atractivos.Pero también puedes optar por porciones más pequeñas o versiones más saludables como fruta fresca o postres bajos en azúcar.

Control del estrés

La Navidad suele ser una época navideña, pero también trae consigo la carga de obligaciones, relaciones y otras preocupaciones. Pero ten cuidado porque El estrés puede llevar a comer en exceso. Tómese el tiempo para relajarse, meditar y hacer ejercicio para reducir el estrés y evitar comer emocionalmente.

Disfruta tus vacaciones

Todos estos consejos te ayudarán a ser más consciente de cómo te comportas durante la Navidad. No se trata de imponer restricciones drásticas o impedir que disfrutes de las cosas.. Puede minimizar el aumento de peso durante las vacaciones de Navidad simplemente cuidando lo que come, no bebiendo demasiado alcohol y manteniéndose activo. Siempre que no consumas cantidades excesivas de comida y bebida, tu peso no cambiará significativamente después de dos semanas.