Si le han diagnosticado TDAH, sabe lo difícil que puede ser motivarse. Aquí tienes una guía completa de motivación para el TDAH que te ayudará a empezar.

La motivación y la fuerza de voluntad son recursos limitados. Afecta a casi todos los aspectos de nuestras vidas, incluido nuestro trabajo, nuestra vida diaria y nuestras relaciones.

Mantenerse con energía durante el día ya es bastante difícil, pero aprender a hacerlo cuando se tiene un trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es un juego completamente diferente. La mayoría de las personas con TDAH se motivan y concentran fácilmente al realizar tareas y actividades que les parecen interesantes, pero completar tareas aburridas o rutinarias se convierte en un desafío constante.

El vínculo entre el TDAH y la baja motivación a menudo se considera pereza. Pero eso está lo más lejos posible de la verdad. El TDAH y las relaciones motivacionales están en la raíz de esta afección y son uno de los síntomas más comunes del TDAH. Y para combatir este problema, las personas con TDAH buscan constantemente actividades que proporcionen el tan necesario impulso de dopamina. Pero incluso las actividades más emocionantes se vuelven mundanas después de un tiempo. Después de todo, comenzar cualquier tarea le resulta difícil.

Por tanto, descubrir la relación entre el TDAH y la «desmotivación» es la mejor manera de comprender el problema.

En esta publicación de blog, profundizaremos en la relación entre el TDAH y la motivación y comprenderemos el vínculo científico entre los dos. También veremos algunos de los consejos de motivación para el TDAH más eficaces para ayudarle a encender su chispa interior y hacer las cosas.

¿El TDAH causa falta de motivación?

La respuesta a esta pregunta es tan multifacética y compleja como la relación entre el TDAH y la motivación. La presencia de TDAH se asocia con ciertos tipos, pero no con todos, de falta de motivación.

Pero, en primer lugar, ¿cuáles son los diferentes tipos de motivación?

Hay tres tipos de motivación: intrínseca, extrínseca y desmotivación. La motivación intrínseca es un deseo interno de realizar una actividad particular para beneficio personal. Aquí, la persona está motivada por el desafío o la emoción de la tarea más que por factores externos. Por ejemplo, los bebés muestran una motivación intrínseca cuando recogen y arrojan diversos objetos por la habitación.

La motivación extrínseca se define como la condición bajo la cual se realiza una actividad para lograr un objetivo. La desmotivación se refiere a la ausencia de motivación tanto intrínseca como extrínseca.

Un estudio polaco publicado en Child Psychiatry and Human Development (2021) encontró que los pacientes con TDAH generalmente obtuvieron calificaciones más altas en desmotivación o motivación extrínseca y más bajas en motivación intrínseca. Esto significa que las personas con TDAH necesitan una mayor motivación para cambiar sus hábitos y completar tareas.

Otro estudio realizado en Estados Unidos (2020) encontró que los niños con TDAH tenían una menor motivación por el rendimiento académico en comparación con los neurotípicos (niños sin TDAH) en las tres disciplinas académicas.

Pero, ¿por qué el TDAH provoca baja motivación?

TDAH sin motivación

La relación entre el TDAH y la motivación no fue explorada inicialmente por la ciencia médica. La falta de motivación ni siquiera estaba entre los síntomas del TDAH enumerados. Sin embargo, a medida que han ido creciendo las tecnologías relacionadas con las imágenes y el escaneo del cerebro, ha surgido una mayor comprensión de la química del cerebro.

La relación entre el TDAH y la «desmotivación» se debe a los siguientes factores:

1. Problemas de dopamina

La dopamina es un neurotransmisor que gobierna el sistema de recompensa interno del cerebro. Te hace sentir concentrado, motivado y feliz. Además, procesa patrones de sueño, comportamiento, estado de ánimo, motivación y más. Si esto suena muy similar a todos los problemas que experimentan las personas con TDAH, estás en el camino correcto.

La dopamina es una sustancia química importante y juega un papel importante en mantener el cerebro en orden. Sin embargo, un estudio publicado en Neuropsychiatric Disease and Treatment encontró que las personas con TDAH tienen diferencias en la química cerebral que afectan el ciclo de recompensa de la dopamina. Estas diferencias hacen que sea más difícil para las células cerebrales responder a la dopamina.

2. Se siente fácilmente abrumado.

Además de las diferencias en la química cerebral, el vínculo entre el TDAH y la baja motivación se ve impulsado por una tendencia a sentirse abrumado fácilmente. Esto significa que cuando se enfrentan a un desafío, normalmente se dan por vencidos.

Esta tendencia tiene sus raíces en la hiperactividad y la distracción que son síntomas del TDAH. Si todo les distrae o les hace concentrarse demasiado en otra cosa, será más fácil tirar la toalla y darse por vencido.

¿Cómo se reflejan las dinámicas motivacionales del TDAH en la vida de un individuo?

El TDAH afecta la motivación de diversas formas. Las formas comunes en las que el impacto del TDAH en la motivación se refleja en las vidas de las personas afectadas por la afección incluyen:

1. Tengo dificultad para iniciarme y sumergirme en el trabajo.

Como se mencionó anteriormente, las personas con TDAH tienen muchas dificultades para comenzar y continuar realizando ciertas tareas. Esto puede verse facilitado por las siguientes razones:

Especialmente para las tareas más aburridas y rutinarias, la motivación cae aún más y se vuelve más difícil alcanzar niveles de finalización. Además, las personas con TDAH pueden darse por vencidas rápidamente después de comenzar una tarea, lo que dificulta el equilibrio de varios proyectos.

2. Hábito de procrastinar

Otro signo común del impacto del TDAH en la motivación es la procrastinación persistente en las tareas. Las personas con TDAH tienden a dejar las tareas sin terminar hasta el último minuto. Esto sucede por diversas razones, entre ellas sentimientos de miedo, duda, síndrome del impostor o porque la tarea no es lo suficientemente interesante.

¿Pueden los medicamentos para el TDAH ayudar a la motivación?

Si experimenta poca motivación u otros síntomas causados ​​por el TDAH, es importante buscar la ayuda adecuada. Hay dos tipos comunes de líneas de tratamiento para el TDAH que ayudan a abordar la falta de motivación.

1. Drogas: Los medicamentos para el TDAH pueden ayudar con la motivación. Estos incluyen estimulantes, que se sabe que aumentan los niveles de dopamina en el cerebro. Las personas con TDAH informan una mejor concentración y síntomas menos graves después de usar estimulantes.

2. Psicoterapia: Las intervenciones conductuales y basadas en psicoterapia también pueden ayudar a abordar la baja motivación causada por el TDAH.

¿Hay algo que puedas hacer para ayudarte a ti mismo?

Consejos de motivación para el TDAH

¡Un fuerte sí!

Existen varios ejercicios y consejos eficaces de motivación para el TDAH que pueden ayudarle a gestionar las dificultades causadas por la falta de motivación. Miremos más de cerca.

1. Plazo de fabricación.

Uno de los mejores ejercicios de motivación para el TDAH es crear motivación extrínseca. Los plazos son una forma segura de superar los obstáculos para iniciar una tarea. Si confía en los plazos naturales, no podrá hacer mucho. No te dará tiempo para dar los toques finales a tu trabajo y, en general, terminarás haciendo un trabajo a medias.

Por lo tanto, si desea superar los problemas de motivación del TDAH y realmente hacer las cosas, establecer una fecha límite predeterminada es la mejor manera de hacerlo.

2. Establecer metas alcanzables y realistas.

Establecer metas alcanzables y realistas es uno de los mejores consejos de motivación y TDAH para organizar su vida. Si le asignas a alguien con TDAH una tarea enorme, es mucho más probable que entre en parálisis y eventualmente se dé por vencido. Además, comenzar una tarea aparentemente difícil lo es aún más cuando estás luchando contra la falta de motivación.

Así que divida la tarea en partes manejables y establezca objetivos alcanzables para cada parte.

3. Utilice el método INCUP.

INCUP es uno de los ejercicios de motivación para el TDAH más fáciles y eficaces. Esto le ayudará a comprender todo lo que puede ayudar a motivar a alguien con TDAH. INCUP significa:

1. Interés – Si está interesado en una tarea, es más probable que se involucre. Así que intenta hacer que las tareas aparentemente aburridas sean más interesantes.

2. Novedad – Comenzar una nueva tarea es mucho más fácil que una tarea a medio terminar. Entonces, comience a dedicarse a nuevos pasatiempos y tareas para obtener ese impulso de dopamina que tanto necesita.

3. Desafío – Fíjese objetivos o desafíos claros. Asegúrese de que sea realista y alcanzable (no demasiado fácil ni complicado). Asegúrate de celebrar tus victorias cuando realmente alcances tu objetivo.

4. Urgencia – Este factor por sí solo puede no ser beneficioso, pero cuando se combina con el resto de los métodos, utilizar plazos para crear una sensación de urgencia es uno de los mejores consejos para motivar al TDAH.

5. Pasión – Piensa profundamente en tus intereses y pasatiempos. Haga que sus tareas sean más interesantes y manejables alineándolas con sus tareas.

4. Haga una lista de tareas pendientes y cúmplala.

Escribir lo que hay que hacer cada día es uno de los mejores consejos de motivación para el TDAH que le ayudará a organizar su día y ser más productivo. Sin embargo, es importante incluir sólo una cantidad razonable de cosas en su lista de tareas pendientes. Una lista interminable de tareas pendientes sólo disminuirá tus niveles de motivación a medida que avance el día.

Para que su lista de tareas pendientes sea más efectiva, intente escribir solo una línea sobre por qué es importante una tarea en particular incluida en su lista de tareas pendientes. Esto le da un propósito para realizar el trabajo. Además, asegúrese de que la primera tarea de su lista de tareas pendientes sea fácil. Aumentar su confianza inicialmente puede ser de gran ayuda.

5. Use su sombrero estratégico para minimizar las distracciones.

Los problemas de motivación del TDAH están estrechamente relacionados con los síntomas de distracción. Por lo tanto, es importante desarrollar una estrategia para minimizar las distracciones a su alrededor. Existen varias aplicaciones y herramientas que pueden ayudarle a realizar la misma tarea. Los tapones para los oídos con cancelación de ruido, las aplicaciones de meditación y las técnicas de concentración son las mejores estrategias.

6. Consiga un socio responsable.

Todos los métodos enumerados anteriormente son un entrenamiento de motivación eficaz para el TDAH, pero es importante comprender que el viaje es muy largo y tedioso. Por tanto, tener un socio de confianza es una clara ventaja.

Asegúrese de mantener a esta persona informada mientras establece plazos y objetivos. Tener a alguien a quien no puedes decepcionar hace que sea más fácil concentrarte en el trabajo.

 

Las relaciones motivacionales del TDAH han sido el foco de varios estudios recientes. Se ha establecido que el TDAH provoca una baja motivación debido a diferencias en los síntomas y la química cerebral.

Lidiar con la falta de motivación es difícil, pero hay muchas cosas que puedes hacer para ayudarte. Esperamos que nuestra lista de los mejores ejercicios de motivación para el TDAH le ayude a empezar en la dirección correcta.

La dificultad con la motivación es sólo uno de los muchos aspectos del TDAH en adultos. Para obtener más información sobre el TDAH en adultos, haga clic aquí.

Suscríbase a Your Mental Health Pal para continuar aprendiendo sobre el TDAH y la salud mental.